Centros Clínicos Especializados en Tratamientos de Apiterapia & Escuela Internacional de Apiterapia BeeNatura

Consulta La Florida

Rojas Magallanes 68 Of.C, 2º Piso, La Florida, Santiago

Estación Metro Rojas Magallanes
Fono 22 710 1688

[PLANO de UBICACIÓN y HORARIOS]

Consulta Providencia

Avda Salvador 95 Of.811, 8º Piso, Providencia, Santiago

Estación Metro Salvador
Fono 22 921 5923

[PLANO de UBICACIÓN y HORARIOS]

RESERVE SU HORA PARA UNA MEJOR ATENCIÓN

SOLICITAR AQUI

Relación con la medicina

la medicina

 

Hipócrates: El Padre de la Medicina Occidental y su relación con la Apiterapia

Postulados más relevantes de la Doctrina Hipocrática

  • hipocrates“Las enfermedades tienen un curso natural que el médico debe conocer completamente, siendo esta la relevancia del pronóstico.”
  • “La enfermedad es causada por una alteración de la composición y balance de los constituyentes del cuerpo.”
  • “La naturaleza trata de restablecer el balance a través del calor innato que lleva a la “cocción” de los humores crudos del cuerpo.”
  • “Hay días críticos donde la batalla entre la naturaleza y la enfermedad llega a una crisis.”
  • “Todo lo que el médico puede hacer es darle a la naturaleza toda la ayuda posible, dada las escasas armas terapéuticas disponibles para los griegos, limitadas a purgantes y eméticos, baños, agua y caldo de cebada, vino, hidromiel (miel y agua) y oximiel (miel y vinagre), sangrías, régimen y reposo.”
  • “La naturaleza puede ganar, en cuyo caso las materias mórbidas son evacuadas; o puede perder, en cuyo caso no se llega a producir la “cocción” de los elementos y el paciente muere. La evacuación del residuo de la “cocción” se hace por vías ordinarias como la orina, las heces o la expectoración. Cuando la naturaleza no es capaz de hacerlo por estas vías, ocurren los abscesos o hinchazones en diferentes partes del cuerpo, incluyendo las articulaciones…”

Apiterapia: Una forma de curación natural

La enfermedad se puede originar a menudo por una agresión externa de agentes patógenos; sin embargo también puede ser provocada, consciente o inconscientemente, por el propio individuo. Esta agresión perturba las barreras inmunológicas naturales, causando un estado patológico. La enfermedad obliga al organismo a adaptarse a un nuevo estado de equilibrio patológico crónico.

La medicina química clásica primero va a tratar de identificar al agente externo de la agresión y luego utiliza medios que vayan directamente al blanco para combatirlo vigorosamente. Sin embargo, por economía en el diagnóstico, a veces se proponen acciones terapéuticas de “amplio espectro”; que se dirigen a una serie de agentes infecciosos potenciales. Tal planteamiento en muchas ocasiones no está exento de efectos secundarios indeseables e incluso de inducir alteraciones adversas en el organismo cuando el consumo de ciertos fármacos es prolongado y las dosis paulatinamente se ven incrementadas en la medida que el sistema inmunológico del paciente se va “adormeciendo” a causa de los agentes químicos.

La Apiterapia es una manera de abordar la curación naturista cuyo principal objetivo es inducir al organismo a superar sus propias barreras de defensa inmunitaria, mediante una estimulación adecuada. En un primer momento, la acción y medios utilizados persiguen perturbar el proceso patológico. En una dolencia crónica, se abocará a desestabilizar el estado de equilibrio patológico del paciente.

Ocurre con frecuencia que esta desestabilización tenga como consecuencia la agravación momentánea de los síntomas. Esta agravación no quiere decir que el tratamiento no actúe, todo lo contrario. Se corresponde con el tiempo en que los medios propios de defensa del organismo necesitan para reponerse y conducir a la cura del individuo.

La Apiterapia fortalece la inmunidad del organismo al suministrarle las materias necesarias a su labor. Aporta al mismo tiempo los elementos que van a combatir directamente al agente externo si se da el caso. El tratamiento se completa con la observación acerca de una adecuada nutrición y la recomendación acerca del consumo de derivados de la colmena como Polen, Jalea Real y Propóleo.

La vida es movimiento: la Apiterapia es vida

En su afán científico, la medicina y la farmacia química imponen la utilización de productos perfectamente conocidos, identificados, dominados y ante todo reproducibles. Los fundamentos de la farmacia de síntesis consisten en reproducir con exactitud moléculas definidas, cuyas propiedades terapéuticas hayan sido estudiadas y probadas.

Sin embargo, la vida es constante movimiento y estos procedimientos inducen muchas veces una resistencia de los mismos agentes patógenos que se busca combatir o a su mutación, razón por la cual resulta cada vez más común que los antibióticos y drogas conocidas resulten también cada vez menos efectivos.

En cambio los productos terapéuticos procedentes de la naturaleza se inscriben en el movimiento de la vida. De un biotipo a otro, de una condición climatológica a otra, de un año a otro, una miel, una abeja, una misma planta cosechada nunca será totalmente idéntica a la de la cosecha anterior. Su composición biológica va mutando junto con la vida, pero su valor terapéutico se mantiene intacto. Este perpetuo movimiento desorienta a los agentes patógenos a los cuales se enfrenta y contrarresta su tendencia a crear resistencia o a mutar.

La evidencia médica más allá de nuestro horizonte

Existen diversos estudios científicos acerca de la Apiterapia y su acción terapéutica en el tratamiento de enfermedades autoinmunes. La Apitoxina es una sustancia biológica que ha sido estudiada por investigadores tales como Joiriche (Moscú) y el Dr. Saine (Montreal). El año 1969 el médico ruso Orlov presentó en el congreso de Bucarest un trabajo acerca del veneno de la abejas y su incidencia en el sistema nervioso central.

En Rusia actualmente existen clínicas especializadas que se han dedicado a la utilización y estudio de la Apitoxina para tratar la Esclerosis Múltiple, resultando innegable su aporte en la recuperación de pacientes que han sido tratados con la medicina de las abejas.

En la Facultad de Biología de la Universidad de La Habana en Cuba, la Licenciada Nidia Rojas realizó los primeros estudios acerca de las propiedades antimicrobianas del Propóleo y de los efectos de la Apitoxina en la salud humana. Luego otros profesores del máximo cuerpo docente ampliaron las investigaciones con estudios toxicológicos y genotóxicos. En 1985 se realizó en Varadero el Primer Simposio sobre los efectos del Propóleo y del Veneno de las abejas en la salud humana con la participación de más de 300 investigadores y la presentación de 74 estudios.

La Apiterapia se utiliza desde la antigüedad como reconocido tratamiento para las enfermedades reumáticas. Algunos textos la señalan como antecesora de la milenaria Acupuntura China.

En la última década, la Universidad de Georgetown en Estados Unidos realizó estudios acerca de los efectos terapéuticos del veneno de abeja en el tratamiento de enfermedades autoinmunes como la Artritis Reumatoide y la Esclerosis Múltiple. El Dr. Joseph Bellanti dirigió a un grupo de especialistas que atendió a pacientes con Esclerosis Múltiple que fueron tratados con Apitoxina y obtuvo significativos resultados.

Cada año en Estados Unidos unos 40.000 a 60.000 pacientes reciben tratamientos con veneno de abejas, corrigiendo alteraciones como hipertensión arterial, dermatosis (eczema, psoriasis), jaquecas, síndrome de Méniere y sobre todo en el tratamiento de enfermedades autoinmunes como la Esclerosis Múltiple. Es importante destacar que a la fecha no se conoce de casos de muertes asociadas a picaduras de abejas dentro de los planes terapéuticos; sino que muy por el contrario, los testimonios de mejorías son evidencia médica y materia de constante observación científica.

Así también en países como Alemania, Korea y Japón también se han desarrollado vastas investigaciones y son tratados pacientes en clínicas y centros médicos con Apitoxina como parte de un plan médico multidisciplinario.